El gigante de la informática Google lanzó un servicio de televisión que integra la pantalla chica a la internet, en medio de renovadas preocupaciones por la privacidad de los usuarios.

Con el denominado servicio de «televisión inteligente» los usuarios podrán alternar entre canales tradicionales y páginas de contenido de video como YouTube.

«El video debería ser consumido en la mejor, más brillante y más grande de las pantallas de tu casa: el televisor», señaló el ejecutivo de Google, Rishi Chandra.

«Eso no está ni en la PC (computadoras personales) ni en los celulares», agregó.

Google anunció el nuevo servicio en una presentación en San Francisco, Estados Unidos.

El servicio se basa en una pantalla de búsqueda, similar a lo que ofrece la empresa en internet. Los usuarios tienen la opción de buscar contenidos, canales en vivo o navegar por la red.

Chandra hizo una prueba en la que aparecieron canales en vivo y servicios de internet como Hulu y Amazon.

«El televisor es una extensión natural de la web. Así gastas menos tiempo en la búsqueda de tus contenidos favoritos y tienes más tiempo para verlos», agregó.

Privacidad

El entusiasmo de Google por su nuevo servicio no es compartido por organizaciones no gubernamentales que vigilan la privacidad en internet.

La preocupación tiene que ver con el hecho de que a diferencia de los canales de señal abierta, que sólo retienen datos generales sobre los usuarios, en el caso de Google la empresa retiene mucha información privada a través de su buscador que ahora estará integrado en el servicio de televisión.

«Ahora tenemos a la firma más importante de internet que quiere meterse en el mercado con la capacidad de observar y relacionar los datos personales de los usuarios de internet. Pienso que esto debería ser motivo para que los reguladores le echen un vistazo detenido», señaló a BBC Mundo el presidente de la ONG Centro de Información sobre Privacidad Electrónica (EPIC, según sus siglas en inglés), Marc Rotenberg.

Con estos aparatos especiales, o televisores conectados a un decodificador de Google, el público también tendrá acceso a la navegación abierta en internet y la bajada de archivos y aplicaciones.

Los primeros televisores serán producidos por Sony y estarán disponibles antes de fin de año. El dispositivo también tendrá un tocador de DVDs Blu-Ray y contará con componentes periféricos de Logitech.

El servicio lanza señales de video a través de Chrome, el navegador de internet de Google, y ese es otro tema que preocupa a los críticos como Rotenberg.

Pese a sus críticas del pasado contra Microsoft por el uso de «estándares propietarios», en este caso «la misma Google parece estar construyendo su propio estándar propietario, usa sus programas y cuentas para tratar de limitar a los usuarios a los servicios basados en Google. Esto va en contra de la misión de una internet abierta», según el presidente de EPIC.

Google también afrontó críticas hace pocos días tras reconocer que desde 2007 recopiló datos personales mientras creaba su archivo de fotos de calles «StreetView».

La empresa reconoció el viernes de la semana pasada que los automóviles que circulan por varias ciudades del mundo para recopilar información también «capturaron» datos de correos electrónicos e información personal de redes inalámbricas que no estaban protegidas por una contraseña.

Fuente : BBC Mundo

Escrito por : Guillermo C.
Soporte al Cliente
www.tupcchile.com
Servicios de Hosting